Garantía y Experiencia

Serviña comienza en su actividad en 1990, en vinculación a Impregna, S.A., empresa especializada en el tratamiento de la madera.

De esa actividad del tratamiento de madera (para aumentar su durabilidad natural en exposiciones en exterior) surge la idea de crea una empresa presente en la actividad agrícola. Asimismo, la empresa es pionera en la instalación de espalderas de viña.

Contamos con casi 100 años de experiencia en la impregnación de la madera, lo que nos garantiza el total conocimiento de la eficacia de nuestros tratamientos. Nuestras instalaciones se han acondicionado a las nuevas exigencias y necesidades. Además trabajamos siempre con la mejor selección de materiales y apoyados siempre por colaboraciones  con empresas líderes en sus respectivos sectores y productos.

Innovación y Desarrollo

En Serviña estamos en constante evolución, ya que la filosofía de la empresa está fundamentada en la innovación y el desarrollo.

Inicialmente, la empresa fue creada para instalar postes de madera y metal (emparrado) en el sector vitivinícola. Con el paso de los años se ha evolucionado y las actividades de protección de plantaciones, cerramientos y madera para exterior forman parte de las actividades de la empresa.

Serviña ofrece servicios y también suministra todos los tipos de madera tratada para exterior, así como emparrados y cerramientos metálicos.

Optamos por el desarrollo de la actividad, creando cuatro vías de trabajo principales:

  • Viticultura: los sistemas de conducción más innovadores, sistemas de atado, poda y abonos.
  • Protección de plantaciones: cubrimos las necesidades más variadas, ya sea a nivel individual de la planta, como perimetral.
  • Cerramientos: creamos a una marca propia de Serviña, denominada CERREX, para ofrecer los sistemas más avanzados para cada necesidad.
  • Madera para exterior: ha sido creada la marca MADEX. Avalada por el grupo de empresas Impregna, Eiforsa, Serviña, Sital y MTV, reúne las más diversas aplicaciones para exterior (o bien para particulares o bien para obra rural y pública).

Como ejemplo de innovación, Serviña cuenta con un sistema informático propio y único en el sector, creado desde dentro. Este sistema informático presupuesta de manera rigurosa y de forma personal, en función de las necesidades de cada terreno, dando lugar a cálculos exactos limitando así los errores posibles.